Man with deafblindness at work

Entrenamiento vocacional, autoempleo y participación social en India

La recientemente sancionada Ley de Derechos de las Personas con Discapacidad de 2016 contempla un 1% de reserva de puestos de trabajo para personas con discapacidad múltiple, incluyendo a las personas con sordoceguera. Antes de la implementación de esta ley, no había una disposición referida a las personas con sordoceguera. Sin embargo, aún es demasiado temprano para medir el impacto de estos cambios.

En India, la mayoría de los adultos con sordoceguera tiene un autoempleo. Por ende, Sense India y sus organizaciones asociadas en 22 estados de todo el país han implementado un programa de entrenamiento vocacional para jóvenes adultos con sordoceguera. El programa posee diversas aristas.

Un programa de incidencia y toma de conciencia para autoridades tuvo como resultado que el Instituto de Capacitación Industrial inscribió a jóvenes adultos sordociegos en entrenamientos vocacionales. Al mismo tiempo, 90 adultos con sordoceguera han recibido apoyo en el entrenamiento, tutorías y un capital inicial “semilla” para establecer sus propias actividades de generación de ingresos. Gracias a la red de organizaciones asociadas, más de 450 jóvenes adultos con sordoceguera se han beneficiado del entrenamiento vocacional en programas en centros o de base comunitaria. El entrenamiento vocacional y el autoempleo contribuyen también a enfrentar el aislamiento social. Para fortalecer este aspecto, hay una activa participación con el fin de reforzar la participación social, contando con el apoyo de los miembros de las familias y de las comunidades locales.

COVID-19 y la sordoceguera
Ir al contenido